-->

Bosquejo de un intento de suicidio



"...Cuando un recuerdo nos lastima...
un olvido no hace más que prolongar el sufrimiento..."
Por
Gabriel Parrinello


Golpeó tres veces contra la pared y apretó los puños para no llorar.
Se sentó durante horas en su viejo sillón sin mencionar palabra.
Giró su rostro hacia la cómoda; respiró profundo dándose un segundo para volver a pensar en ello.
Caminó lento hacia allí; abrió el cajón de la derecha; sacó la ’38 y una bala.
Colocó la bala en el tambor y presionó con fuerza el arma entre sus manos.
Se sentó a la máquina y escribió algunas palabras que abordaron su mente como fotografías en sepia:

Laura...
...una sonrisa en tonos de otoño...
....soledad

Volvió a golpear la mesa ahogando el llanto.
Encendió un cigarrillo sin pensarlo; hacía un año que había dejado de fumar y aún guardaba medio atado.
Miró durante un rato la TV (no importa cuánto). Se puso el abrigo y salió sin cerrar la puerta.

Bajó
....las
.....escaleras
.......lentamente.

Se detuvo un instante en la calle; encendió otro cigarrillo... aspiró hasta llenar por completo sus pulmones... y tosió.
Caminó algunas cuadras (por un momento pudo distraerse); se detuvo frente a la tienda de antigüedades, tomó una botella de la basura y la arrojó con fuerza contra el vidrio. De niño siempre quiso hacerlo.
Corrió unos minutos como loco y cuando se sintió exhausto, se apoyo en la pared de la vieja fábrica (ahora un shopping), y rió, con nerviosismo, satisfecho.
Detuvo un taxi y fue hasta el puerto; dolía respirar el aire frío. Introdujo la mano en su abrigo buscando el arma. Palpó un bolsillo... luego el otro.

-¡¿Cómo pude olvidarla?! -Gritó furioso.

Volvió a su casa maldiciendo su memoria. Arrojó el arma a la basura y se sentó en el sillón en silencio hasta quedarse dormido.


Mañana le esperaba un día duro.

5 comentarios:

Marilú dijo...

uoraleee esta muy bueno el relato.. me mantuvo .. con intriga..

steppenwolf dijo...

¿Qué cuentas mari? Y... sí, pobre tipo. Digamos que no tuvo un buen dia.


Besos

rasa dijo...

jajaja buenisimo! No me esperaba ese desenlace!!! Para mi que es obra del destino!

Keys dijo...

La estupidez humana siempre me encanta....Si no quiso suicidarse, para que tanto teatro no? Porque realmente no quería, jamás olvidamos lo que queremos, pero por alguna razón le venía bien marcharse aunque no quisiera...

steppenwolf dijo...

rasa: Mmm, no se si el destino entra en juego aquí, digamos que el tipo no supo manejar bien algunas situaciones de su vida, y buscó una salida fácil. Además, entre nos, no creo mucho en el destino. (Se podría escribir algo al respecto, ¿no?)

keys: Shhh, a ver si te escucha el personaje del cuento y se mete una bala en la sien. :-)