-->

En el otoño de un amor



En el abril de un beso. En la mirada de una pasión lejana, mientras el sol calienta tímidamente la piel.

En un intento desesperado de arrancar el deseo en una caricia,

me dejo atravesar por brisas nuevas. Me seducen viejos nuevos aromas.

Cada gota de lluvia trae implícita cientos de gotas, así como, cada nueva mirada es una antigûa mirada.

Acaso, ¿no tuviste alguna vez la impresión de haber conocido a alguien, pero en esa ocasión llevaba vestido otro cuerpo?

A veces creo que no somos individualidades, sino, caprichosos pellizcos de un todo.

Y en la multiplicidad de nuestras almas, llevamos los sueños, las realidades y fantasías, la risa y el llanto de otros.

En el otoño de tus hombros se pierde mi mente, entre los colores pasteles de la tarde.

Y aunque nuestros cuerpos se entrelazan con la misma pasión; tu cuerpo sabe distinto. Tus manos son la de otra persona. Y me siento un extranjero en un país desconocido.

Y es curioso el que, una misma palabra a la que escuché cientos de veces, me resulte extraño su significado.

La fría tarde se escurre lenta por la ventana del cuarto, y me quedo observándola en silencio.

Como un auto reflejo se dibuja una sonrisa en mi rostro al intentar recordar otras tardes.

Pero es un gesto carente de contenido. Cierro mis ojos, y procuro no pensar en nada.

Sólo me entrego al sueño, en el otoño de un amor perdido.

3 comentarios:

Keys dijo...

Perfecto. Un beso, siento no haber estado últimamente, pero te tengo en mente, un café descafeinado ;)h

steppenwolf dijo...

¡Mi pequeña keys! Me imagino que retomaste los estudios y eso te insume todo el tiempo.
Confieso que yo también estoy algo ausente, pero en mi caso es por trabajo.
Te envié un mail donde te cuento acerca de ello.

¿Descafeinado? ¿Demasiadas tensiones?
Después contame.

Dos besos

Anubis dijo...

Y aunque nuestros cuerpos se entrelazan con la misma pasión; tu cuerpo sabe distinto. Tus manos son la de otra persona. Y me siento un extranjero en un país desconocido.

Sin lugar a dudas lei esto y pensé "estoy contigo pensando en otra" y me a pasado tantas veces que es horrible esa sensacion de lejania, extrañeza, desolacion.

Adoro tus versos, lo sabes.

Besitos con sabor a durazno.